EL PRINCIPIO: APRENDIENDO A COMUNICARME

DEL AMOR POR LAS PALABRAS: APTITUD, HABILIDAD… VOCACIÓN

A los 4 años, aprendí a leer y a escribir al dictado de la hermana Bernadita. Aprendí bastante deprisa. Las palabras, me habían atrapado. El lenguaje y la comunicación, ya formaban parte de mi vida.

Unos cuantos años después, estudié Realización Videográfica en la desaparecida escuela “Centro de la Imagen”, una de las primeras en trabajar con el soporte vídeo, pasé por la Facultad de Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y, finalmente, me licencié en Filología en la Universidad de Barcelona (UB). Ahora me aguarda, en algún momento todavía impreciso, un doctorado a propósito de la autobiografía.

Mientras tanto, la vida profesional y la curiosidad me conducían a formarme en Pedagogía, Gestión de Equipos y Liderazgo, Metodologías de Trabajo y Productividad, y Metodología aplicada y técnicas de investigación en Ciencias Sociales -esta última especialidad con el Dr. Josep Maria Fericgla, en la Universidad Anthropos-.

La suma de vocación y profesión, me condujo en 2014 a un Máster en Coaching con PNL, en la escuela “PNL Barcelona”, adscrita a la AEPNL -Asociación Española de Programación Neurolingüística-.

Sin dejar de aprender continuamente, hoy comparto mis conocimientos y experiencias con otras personas que, por las razones más diversas, quieren “expresarse” con rigor y claridad, estableciendo una comunicación lúcida y fluida consigo mismas y con los demás.

LEER, SENTIR, ESCRIBIR, PENSAR, OPINAR… CRECER. VIVIR.

DE OFICIOS: EXTRAVÍOS Y EXPERIENCIAS

LA LIBERTAD DENTRO DE LA COMUNIDAD: COMUNICACIÓN

Profesionalmente, mi recorrido pasa -al mismo tiempo que mis vaivenes personales-, por distintos territorios: profesora de Bachillerato, administrativa, conductora y directora de un programa de radio, teleoperadora primero y responsable de producción en plataformas de telemarketing después, coordinadora logística de autobuses turísticos,  guionista de cómic, traductora, lectora para editoriales, coordinadora de equipos de controladores de accesos en eventos, he formado parte equipos de atención al usuario en un centro de salud mental, he sido runner ocasional, coordinadora de talleres de escritura

He conocido entresijos de multinacionales, de librerías, de pequeñas empresas familiares, de colegios, editoriales y de la Administración Pública… Un ir y venir muy enriquecedor , siempre con una constante: la comunicación.

EL AHORA

LA PASIÓN COMO OFICIO: ENTRENANDO CON PALABRAS (TERRITORIO Y TIEMPO DE FILOLOGÍA, COACHING, PNL)

Durante la carrera de Filología -en la Universitat de Barcelona (UB)-, y aunque la Lingüística que se impartía en el programa académico, hundía sus raíces en la llamada Gramática Tradicional, tuve la oportunidad de experimentar una imborrable aproximación a la Gramática Generativa o Transformacional. Fue toda una revelación conocer a Noam Chomsky (1928).

Unos años antes, en la California de la década de los 70, el informático y  psicólogo Richard Brandler y el lingüista John Grinder, creaban una estrategia de comunicación a la que llamaron Programación Neurolingüística -PNL-, y tomaron como referente lingüístico la “teoría chomskiana,” que les permitía observar patrones de lenguaje típicos.

Mientras tanto, y aunque históricamente ya en la antigua Grecia había mentores que “entrenaban” a sus discípulos en el ejercicio del Pensamiento –Sócrates, Platón y Aristóteles -, fue también en los años 70 del siglo pasado, cuando empezó popularizarse el término “coaching”, habitual en el mundo deportivo, pero que, en aquella década de cambios, alcanzó otras áreas profesionales y ámbitos personales.

ENTRENANDO LA COMUNICACIÓN, ENTRENAMOS LA COMPRENSIÓN: COMUNICAR ES COMPARTIR, ES CONSTRUIR.

Curiosamente, en mis días como profesora en las aulas de Bachillerato, a menudo tuve la impresión de que mi ejercicio docente se basaba no tanto en un despliegue, por mi parte, de conocimientos, ante una febril actividad de toma de apuntes por parte de los alumnos, sino que lo que practicábamos, juntos, eran sesiones de “entrenamiento”.

No era un método ideado por mí, sino heredado, principalmente, de dos magníficas profesoras de mi propio pasado como alumna de la EGB y del BUP: la señorita Mariona, profesora de Historia, y la señorita Gemma, profesora de Física y Química. Con ellas aprendí mucha Historia y algo de Química y otro tanto de Física, gracias a que interpelaban a mi propio pensamiento, de manera que el conocimiento y comprensión de los hechos históricos, las reacciones químicas o los fenómenos físicos, eran el resultado de mis procesos mentales, adecuadamente guiados con las sugerencias y preguntas que ellas, como auténticas entrenadoras del pensamiento y la deducción, formulaban.

En el año 2014, encontré un escenario prácticamente perfecto para mí, en el que podía unir Filología, lenguaje, docencia y empatía: el Coaching con PNL.